Home » Destacado » Currently Reading:

Sobre “STOP VIVISECTION” y la defensa del uso de animales en investigación

Pedro Mateos Aparicio Moreno mayo 11, 2015 Destacado No Comments

El pasado 3 de Marzo fue presentada ante la Comisión Europea la Iniciativa Europea Ciudadana (ECI) “STOP VIVISECTION”, para su examen y audiencia pública, con respuesta de la Comisión prevista para el próximo 3 de Junio. Según se explica en la web del Registro Oficial de la Comisión Europea, donde se encuentra dicha solicitud, esta iniciativa pide:

“Con motivo de las objeciones éticas a la experimentación con animales y de los principios científicos sólidos que invalidan el “modelo animal” para predecir la respuesta en humanos, exhortamos a la Comisión Europea a que anule la Directiva 2010/63/UE relativa a la protección de los animales utilizados para fines científicos y a que presente un nuevo texto que prohíba la experimentación con animales en el campo de la investigación biomédica y toxicológica, sustituyéndola por metodologías y procedimientos válidos para el ser humano.”

En los últimos años han aumentado el número de movimientos en contra del maltrato animal. En casos extremos, este activismo en favor del bienestar animal se radicaliza dando lugar a presiones e incluso ataques a miembros de la comunidad científica. Muy recientemente, hemos visto el caso de Nikos Logothetis, director del Max Planck Institute for Biological Cybernetics en Tübingen y que ha decidido suprimir su línea de investigación en macacos, debido a las presiones recibidas y la falta de apoyos ante las mismas. La polémica estalló tras la emisión en la televisión nacional alemana de un vídeo, grabado por un trabajador del Max Planck Institute y a su vez activista en favor de los animales, en el que se intentaba mostrar un posible caso de maltrato animal dentro del centro (puedes leer más sobre el caso pulsando aquí, en inglés).  La ECI mencionada anteriormente representa una clara amenaza para el progreso de la investigación científica, ya que propone la creación de un marco legislativo para abolir el uso de animales en investigación dentro de la Unión Europea. Es por esto que la Confederación de Sociedades Científicas de España (COSCE) emitió el pasado mes de Febrero un documento oficial (puedes ver el documento completo aquí) para salir en defensa del uso de animales en investigación.

En este documento, la COSCE ve necesario implementar medidas encaminadas a:

  •  Mejorar la información que se transmite a la sociedad sobre el uso de animales en investigación.
  •  Concienciar a las autoridades del riesgo que supone para la comunidad científica en general la proliferación de grupos orientados hacia formas de activismo radical en favor de los animales.

Es importante destacar que el uso de animales de experimentación ya está estrictamente regulado en la Unión Europea. Actualmente, la investigación científica  sigue el denominado principio de las 3 R´s: Reemplazo (métodos que eviten o sustituyan el uso de animales), Reducción (estrategias que tengan como resultado una reducción en el número de animales utilizados) y Refinamiento (modificación de los procedimientos para maximizar el bienestar de los animales y minimizar su sufrimiento).

COSCE considera que los grupos que se oponen al uso de animales en investigación deben justificar y argumentar cuál sería el costo para la humanidad en caso de que sus propuestas lleguen a buen puerto. Puesto que parece bastante evidente que el costo en términos de vidas humanas y sufrimiento sería demasiado alto, prohibir la investigación con animales no sería una medida moralmente aceptable. La plataforma “STOP VIVISECTION” argumenta en su página web que la comunidad científica “afirma que el modelo animal, desprovisto de capacidad predicitiva para el hombre, no tiene ningún valor científico; de hecho no existe ninguna prueba estadística que demuestre su eficacia y su fiabilidad”. En cambio, en el documento emitido por COSCE se enumeran una serie de claros ejemplos en los que la investigación con animales ha ayudado a la mejora de la calidad de vida humana o que podría haber evitado un gran número de muertes.

Debido a la importancia y el potencial impacto que este debate podría tener en la comunidad neurocientífica española, la Sociedad Española de Neurociencia (SENC) ha suscrito y apoyado el documento emitido por COSCE. Igualmente, desde la web de la SENC también se alerta de la iniciativa de esta plataforma activista (puedes leerlo aquí) y se ha previsto una sesión donde se debatirán estos temas durante el próximo Congreso SENC2015 que tendrá lugar en Granada. Además, la SENC ha distribuido entre sus socios un modelo de carta explicando por qué es necesario el uso de animales para la investigación del cerebro, con el objetivo de que el mayor número de socios posible haga llegar estas cartas por email a los europarlamentarios españoles. El auge de movimientos como STOP VIVISECTION, que utilizan una argumentación poco sólida, hace evidente la necesidad de mejorar y aumentar la comunicación entre la comunidad científica y la sociedad.

Puedes ver información adicional sobre este tema en El País

Pedro Mateos Aparicio Moreno


Comment on this Article: