Home » Destacado »Eventos y Actividades »Meetings » Currently Reading:

Cajal Winter Conference 2016, en el corazón de las Rías Baixas

SENC mayo 4, 2016 Destacado, Eventos y Actividades, Meetings No Comments
Foto_Grupo

Por: Roberto Carlos Agís Balboa
Investigador Ramón y Cajal
Instituto de Investigación Biomédica de Orense, Pontevedra y Vigo
Hospital Álvaro Cunqueiro, Vigo

El pasado septiembre asistí por primera vez al congreso de la SENC 2015 en Granada. Quién me iba a decir a mí, que mi primer Cajal Winter se celebraría en mi tierra, Sanxenxo. Todo comenzó con una conversación típica de los congresos. Después de las charlas científicas llegaron los vinos, las cañas… y esas conversaciones de verdad donde los neurocientíficos queremos cambiar el mundo, pero esta vez en vez de fútbol o política, el tema era diferente. Casto Rivadulla comenta: “Oye, podríamos hacer el próximo Cajal Winter en Sanxenxo”. Y señores, al final las mariposas del alma de Cajal hicieron un buen trabajo, no se vieron afectadas por los niveles de etanol en sangre, no hubo pérdida de memoria y la información llegó en el momento justo y al sitio adecuado. ¡Gracias potenciales de acción!

Me imagino a los participantes llegando a un sitio que la mayoría ni conocían, Sanxenxo, cruzando las puertas del Gran Talaso Hotel Sanxenxo y enamorándose de las vistas a la playa de Silgar. Y para colmo poder disfrutar del spa en sus ratos libres, además de un clima veraniego, casi nada. Sanxenxo tiene una población de 17.600 habitantes y en verano llega a los 140.000. En abril, Sanxenxo es más tranquilo y por supuesto más económico.

El primer día, lunes 25 de abril, Jordi Alberch (presidente de la SENC) junto a Casto Rivadulla inauguraron el Cajal Winter 2016. La sala de conferencias tenía vistas a la piscina y a la playa, el cielo estaba azul, el sol radiante, la gente paseando por la orilla y nosotros atentos a la pantalla. Seguro que a más de uno se le pasó por la cabeza: ¡Quiero salir! A mí el primero. Suerte que podemos controlar nuestras emociones y no dejarnos llevar por nuestro sistema límbico. ¡Eureka, la inhibición funciona! En vez de la respuesta Fight or Flight, sería Charla o Playa. Por suerte, nuestras emociones respondieron al unísono y todos pensaron Playa y decidieron Charla. Ya decía Cajal: “Todo hombre puede ser, si se lo propone, escultor de su propio cerebro”.

El nivel de las charlas fue excelente. Me sorprendió la gran participación en los turnos de preguntas donde hubo debates, sugerencias, críticas y muchas caras de asombro con los resultados tan diversos como espectaculares. Me gusto también el ambiente cercano entre todos los participantes. La verdad me sorprendió y gratamente que siendo un evento de formato reducido, de apenas medio centenar de personas, tuvimos científicos de prestigio mundial (Kia Nobre, A. Sillito, J. Millán,…). Lo mejor es que se comportaban como uno más, accesibles en todo momento: tomando un café, comiendo, paseando… Lo cual, como bien sabemos, suele ser complicado en los grandes congresos.

No me voy a enrollar con los contenidos porque todos pueden verlo en el programa. Sencillamente, un cartel de lujo. Mencionar que se trataron temas tan dispares como: controlar máquinas con la mente, el efecto del bilingüismo en nuestro cerebro, la función del Claustrum, Prepercepción, las conexiones talamocorticales, procesamiento de la información visual y auditiva, neurotecnología no invasiva, mielinización, etc. La verdad, charlas muy informativas, reveladoras y sorprendentes. Además se hicieron un par de eventos divulgativos: un café-teatro científico y dos charlas científicas en el Instituto de Educación Secundaria de Sanxenxo. Los jóvenes y profesores quedaron encantados y preguntaron durante una hora sin parar.

Todo Cajal Winter Conference tiene dos caras, su parte de ciencia y como no, el ocio. Todos los participantes pudieron disfrutar de Sanxenxo y degustaron parte de la gastronomía gallega (mariscos, pescados, empanada, etc.). Hasta hambre me está entrando y no lo niego: soy de buen diente. En Galicia solemos decir: “Si no quieres caldo, siete tazas”. El martes de mañana caminamos entre naturaleza por la famosa Ruta da Pedra e da Auga hasta llegar al monasterio de la Armenteira. De ahí visitamos la bodega de albariño ‘Paco y Lola‘ y además hicimos una cata de sus vinos. El miércoles por la mañana, el paseo fue en barco por la Ría de Pontevedra. Vimos la Ría desde el mar acompañados por unos arroaces (delfines), el Puerto de Marín, la isla de Tambo, visitamos una batea y a la vuelta disfrutamos de un buen albariño y unos mejillones al vapor.

No voy a negarlo, soy un enamorado de mi tierra y de mi pueblo Sanxenxo. Como dijo Emilia Pardo Bazán: “…porque no existe en el mundo tierra tan bonita”. Espero que los que por aquí pasasteis, llevaseis no solo conocimiento, amigos, colaboraciones,… sino también la esencia de las Rías Baixas en vuestros corazones. En la cena de clausura había muy buen rollo en el ambiente y creo una sensación de que todo salió bien. Aquí estaremos si la SENC vuelve a elegir Sanxenxo como sede tanto para el Cajal Winter Conference como para su congreso, o si alguno decide volver por mero placer a seguir disfrutando de las Rías Baixas. Espero sea la primera pero no la última vez. Agradecer y darle mi enhorabuena al comité organizador y a la SENC por el gran éxito del evento. Gracias y hasta la próxima.

“[Las neuronas son] células de formas delicadas y elegantes, las misteriosas mariposas del alma, cuyo batir de alas quién sabe si esclarecerá algún día el secreto de la vida mental” (Santiago Ramón y Cajal)

 

Facebook Twitter  


Comment on this Article: